Tras 200 días de cuarentena, la Argentina está entre los doce países con mayor cantidad de muertes por coronavirus

Superó a Rusia y se encuentra muy cerca de España. Además, ocupa el octavo lugar en el registro mundial de cantidad de contagiados confirmados

En 200 días de cuarentena, la Argentina se convirtió en el país con el aislamiento social más prolongado del mundo y se encuentra entre los primeros doce en cantidad de muertes provocadas por coronavirus. Con escuelas y fronteras cerradas y actividades productivas que aún no se habilitaron, superó los 800.000 contagiados.

Desde que el presidente Alberto Fernández anunció el aislamiento social, preventivo y obligatorio a partir del 20 de marzo, la medida de prevención para intentar contener el coronavirus se renovó 13 veces, aunque no de forma homogénea en todo el país. Los primeros 46 días fueron estrictos para todo el territorio, pero luego se fue modificando según los datos sanitarios de cada distrito.

Mientras algunas provincias lograron ir avanzando de fases -el sistema creado para habilitar o restringir actividades y circulación de las personas-, en otras hubo avances y retrocesos. Como en el caso del Área Metropolitana de Buenos (AMBA), que debió regresar a un asilamiento más estricto en julio, cuando los contagios se dispararon.

Este domingo vence la última etapa y se prevé que en algunas zonas, incluida el AMBA, se pueda avanzar hacia una fase de distanciamiento, que permita el regreso de los shoppings y algunas actividades en lugares cerrados.

De acuerdo con las cifras oficiales, en los 200 días de cuarentena la Argentina sumó 824.468 casos positivos en el país, de los cuales 660.272 personas lograron sobreponerse a la enfermedad. No obstante, los datos dan cuenta de 21.827 muertes y, con este número, superó este martes a Rusia, que sumó 21.663 en el mismo período.

De esta manera, la Argentina se ubicó en el lugar doce del ranking de países con más muertes, por debajo de Estados Unidos, Brasil, India, México, Reino Unido, Italia, Perú, España, Francia, Irán y Colombia, según información de la Universidad Johns Hopkins. Hasta hace apenas un día, Rusia también la superaba, y ahora se encuentra muy cerca ahora de alcanzar a España.

No obstante, si se toma la comparación de muertos por millón de habitantes, la Argentina baja hasta el puesto 19 en el mundo.

En cuanto a la cantidad de contagiados, el país más afectado es Estados Unidos, con más de 7,4 millones; seguido por la India, que supera los 6,6 millones de casos; Brasil, con 4,9 millones de casos, y Rusia, con más de 1,2 millones de contagios.

Pero los datos tampoco son buenos en este caso para la Argentina en estos 200 días de cuarentena. Acumuló 824.468 contagiados confirmados, y se convirtió en el octavo país del mundo en cantidad de casos, apenas por debajo de Colombia, Perú y España.

Si bien en el inicio de la cuarentena la mayor preocupación del Gobierno estuvo centrada en el AMBA, hoy en día se trasladó al interior del país. En varias provincias no se está logrando contener los contagios y muchos distritos establecen endurecimientos en el aislamiento.

 

En las últimas semanas, el AMBA está en una meseta, mientras provincias como Santa Fe, Mendoza y Córdoba se mantienen en un número alto. Sin embargo, en el total de contagiados, con 446.064 Buenos Aires es el distrito con mayor cantidad; seguido por la Ciudad de Buenos Aires, con 130.841; Santa Fe, con 52.894; Córdoba, con 43.193, y Mendoza, con 28.565.

Esta situación provocó que a lo largo de estos casi siete meses de cuarentena muchos gobiernos municipales y provinciales restringieran la circulación por sus distritos y se crearan fronteras incluso con terraplenes de contención y estrictos protocolos, en algunos casos imposibles de cumplir.

Tal es el caso de la provincia de San Luis, en donde ni siquiera pueden ingresar los dueños de los campos que viven en otras provincias limítrofes a atender el ganado y sus cultivos; o como el caso de Córdoba, que impidió que un papá se despidiera de su hija con cáncer y cumpliera el último deseo de la joven. Algo similar ocurrió con dos hermanas que, por la cantidad de trabas impuestas, no llegaron a despedirse de su papá que vivía en la provincia puntana.

Pero la rebeldía de los jefes provinciales o comunales no sólo se dio en cuanto al endurecimiento de las restricciones, sino también para habilitar la circulación. Tal fue el caso de Tandil, que creó su propio sistema de semáforo -similar al de las fases- para determinar qué actividades están habilitadas o no: de lo más restrictivo en el rojo, a mayor liberación en el verde.

Por violar el aislamiento dispuesto por el Gobierno nacional, fueron detenidas 3065 personas desde el 20 de marzo y otras 43.417 fueron demoradas, notificadas o trasladadas al domicilio en la Ciudad de Buenos Aires. Además, la Policía de la Ciudad secuestró 505 vehículos y la línea 147 atendió en total 59.847 denuncias por violación de cuarentena o no uso de tapaboca y nariz (que tuvo 1.740 multas).

En el ámbito legislativo, en estos 200 días tanto la Cámara de Diputados como la de Senadores crearon sistemas y protocolos para las sesiones virtuales, pero en el caso de la Cámara baja fue cuestionado ante la Justicia por parte de la oposición. La virtualidad terminó con el escándalo del “pornozoom” y la renuncia del diputado Juan Emilio Ameri.

Mientras todo esto sucedía en la Argentina, el Gobierno enfrentó varias marchas y banderazos que se realizaron en distintos puntos del país en contra de su gestión; en algunas se quemaron barbijos y se negó la existencia del virus. Este domingo se sumará una nueva convocatoria, en el conocido como #12O, que cuenta nuevamente con el respaldo de la oposición.

 

Fuente TN com.ar