¿Sos una persona Fitness?

El término ‘fitness’ no es más que esa mezcla entre bienestar y salud física que se logra mediante un desarrollo de vida sano.

Esto, gracias al ejercicio continuo y sostenido en el tiempo. Y cuando se habla de vida sana, nos referimos no solo a la técnica que elije para cuidar su cuerpo, sino también su rostro, y su espíritu.
Ser fitness también es cuidarse de adentro hacia afuera. Y esto se logra con una buena alimentación.
Así que si quiere entrar en esta onda fitness, ganará. No solo lucirá más joven y tonificado, sino con una actitud enérgica ante la vida y un espíritu tranquilo.
No lo logrará si  lo ve como una moda. Se requiere una verdadera convicción y disciplina, para que los resultados se evidencien a su paso.
Estas son algunas recomendaciones ‘fitness’.

 

¿Qué comes?
Pedro Pablo Díaz
Médico Saludar
1En primera instancia como fundamento principal somos lo que comemos. Y en ese orden de ideas, debemos tener en cuenta que las grasas saturadas, que las harinas refinadas, los productos con suplementos químicos, endulzantes, preservantes colorantes, van en contra de los principios naturales.
2En cuanto a hábitos, primero debemos tener en cuenta la masticación, debe ser algo fundamental como inicio de una adecuada digestión. Debemos beber lo que comemos, y masticar lo que bebemos, es decir, hacer de un bocado sólido algo líquido para que el efecto de las enzimas que trae la saliva mejore la digestión y evitemos problemas de colon irritable.
3Debemos evitar las bebidas frías después de comer, pues estas hacen que se condense la grasa.
4Importante también comer seis veces al día. Si logramos distribuirlas en cantidades muy moderadas, logrando que el organismo no genere todas estas respuestas de estrés que produce el apetito; evitaremos comer de forma voraz. Si vive en ayunas, vive con ansiedad de comer.

Temas de conversación para ligar en el gimnasio (y olvidar la timidez)
5En cuanto a la calidad de la comida, debemos comer el 50% de nuestra alimentación en crudos. Esto quiere decir frutas, verduras, ensaladas, para absorber las vitaminas que se pierden cuando cocemos los alimentos.
6Debemos tener en cuenta el exceso de proteína que se está ingiriendo. Los occidentales somos hiperprotéicos, comemos queso, cuajada, pollo, pescado y exageramos el consumo de proteínas. Eso es lo que más desgasta y envejece. Por eso es importante consumir una proteína dos veces a la semana y suplirla por proteína vegetal como granos, lentejas, soya, quinua.
7Los aceites sobresaturados no nos van bien, se debe pensar siempre en el aceite de oliva o de aguacate.
8Hay que tratar de tener la premisa de que la comida debe ser el mayor premio de satisfacción  a nosotros mismos, darnos gusto en comida de primera calidad, sana, fresca, entre más orgánica es más costosa, pero el organismo se lo merece. Prepare ensaladas con lechugas de primera calidad, con champiñones de primera calidad, de varias especies, un queso que esté madurado.
9Disfrute 10 minutos de sol al día, antes de las diez de la mañana.

 

 

Cuidados para el alma
Una persona fitness es integral. Precisamente estas son las recomendaciones dadas por la experta Lina Silva Alce. “Si cuidas tu alma esto se verá reflejado en tu cuerpo, es mantener un espíritu alegre dispuesto a aprender y valorar cada momento de la vida. Cada pensamiento genera un resultado y tiene una vibración energética que los otros pueden percibir”.
Por eso lo invita a realizar afirmaciones positivas diariamente y en cada momento como:
* Soy una persona única, especial, valiosa y atractiva.
* Me siento feliz de ser quien soy.
* Mi luz interior ilumina a todas las personas con las que me encuentro.
* Soy un ser que irradia alegría y salud.
Recuerde que “muchas de las enfermedades físicas son generadas por resentimientos, culpas, temores, pensamientos negativos, es por ello importante cuidar nuestra alma, mantenerla liberada, realizar una limpieza donde la principal herramienta es el amor. El amor incondicional hacia nosotros mismos y hacia los demás es una poderosa fuerza sanadora”, enfatizó Silva Alce.