Sabías que los familiares de desaparecidos pueden a comprar dólares al cambio oficial sin pagar el 30%, y si quieren “lo fugan” al exterior

El Banco Central (BCRA) exceptuó del pago del impuesto solidario que el Gobierno creó para grabar y desalentar la compra de dólares a los descendientes de desaparecidos y personas que hayan percibido indemnizaciones por ser reconocidas como víctimas del Estado argentino. De esta manera, no pagarán el tributo de 30% que se paga a la hora de comprar divisas extranjeras.

“Pueden ser argentinos o familiares de víctimas reconocidas que viven en el exterior. Es algo que estuvo siempre vigente pero la enmienda busca asegurar los pagos a los que hoy tienen residencia fuera del país ya que tuvieron problemas para hacerlo por las últimas restricciones”, dijeron desde la entidad.

Según aclararon en el organismo, la norma alcanza a beneficiarios que residan en el exterior y que por eso estarán exceptuados del pago del impuesto solidario. Además, siempre de acuerdo a la misma fuente, sólo se podrá convertir a dólares el monto de la indemnización o las cuotas, en caso de que se esté pagando mediante esta forma.

La consulta se realizó ante lo dispuesto hoy en la Comunicación “A” 7052, otra circular que trata de corregir distorsiones o problemas generados por el cúmulo de regulaciones que agrega semana a semana el mercado cambiario.

Refiere a las denominadas leyes Reparatorias para víctimas del terrorismo de Estado (24.043, 24.411 y 25.914 y concordantes) a las que habilita a transferir dólares a una cuenta en el exterior al tipo de cambio oficial, es decir, sin pagar tener que pagar el 30% que el Gobierno denominó “solidario”.

La modificación incorpora como punto 3.12.6. del Texto Ordenado sobre las normas de “Exterior y cambios” a las “transferencias a cuentas bancarias en el exterior de personas humanas que percibieron fondos en el país asociados a los beneficios otorgados por el Estado Nacional en el marco de las Leyes 24.043, 24.411 y 25.914 y concordantes”.

Desde el BCRA insistieron que la adaptación dispuesta en el cuatro y último punto de la resolución apunta a resolver “casos puntuales de no residentes” que “están cobrando juicios”. “Son unos pocos”, aclaran.

La difusión de la norma por redes sociales generó una oleada de indignación por la asimetría respecto del resto de las personas en relación al acceso al mercado. En especial porque se trata de reparaciones que fueron pagadas en moneda nacional.