Mario Ishi: “Para fines de agosto vamos a estar en una situación como la de 2001”

El Intendente de José C. Paz dijo que la pandemia agudizó la crisis que venía de 2019, que la gente no tiene hambre sino bronca y que en su distrito ya cerraron 1.500 negocios

El intendente de José C. Paz, Mario Ishii, vislumbró un oscuro panorama en el marco de la pandemia por coronavirus​: “Para fines de agosto, vamos a estar en una situación como la del 2001“, aseguró.

En una entrevista con el diario Perfil , el Intendente de José C. Paz hizo un diagnóstico de la crisis económica y estimó que en su distrito ya cerraron “más de 1.500” negocios pese a que fueron flexibles con los comerciantes porque en su municipio “si se funden” se quedan “directamente sin fuentes de trabajo”.

Y fue más allá: “En verdad, la gente de distintas partes del país no aguanta, no solo en el Conurbano. Se están fundiendo. Quiebran las empresas. La cesación de pagos se generaliza”.

El funcionario también dijo que nota mucha bronca en la ciudadanía y que el delito creció ante la liberación de presos en el marco de la pandemia: “La gente recibe lo suficiente como para no tener que salir por hambre. Quienes salen, lo hacen porque son delincuentes o desean manifestarse de otra forma”.

Ishii, además, consideró que “no es fácil” el cumplimiento de las medidas de la cuarentena en su distrito y se mostró preocupado por el crecimiento de casos de Covid-19: “Hace un mes venía con 70 u 80 casos, y ya estamos en un 800% más”.

Con 552 infectados y 1.200 descartados, el Intendente explicó que “cada diez días se está duplicando la cantidad de infectados”, por lo que calculó que cerrarán “el mes con 5 mil enfermos”.

Así, estimó que el pico de la pandemia en Argentina llegará “a fines de julio”.

Para el funcionario, la gente atravesó por distintas etapas en esta cuarentena y que, tras los primeros 70 días, acompañó a los comerciantes que habían cumplido con el cierre: “Les dijimos que abrieran por la puerta chica, que usaran el protocolo, que la gente atendiera con barbijo. Lo hicimos porque se nos fundían los negocios”.

Y ejemplificó: “En José C. Paz tengo una sola fábrica; pero hay 6.500 negocios. Si se funden los negocios, nos quedamos directamente sin fuentes de trabajo. No tenemos playa, no tenemos montaña, realmente tenemos un problema. Y la gente es de clase trabajadora. No trabajar en el distrito implica ir a otros lugares a hacerlo. Se nos complicaba”.

Tras contar que reparten entre 15 mil y 18 mil bolsones mensuales de alimentos, más la comida que les llevan a los positivos aislados en sus casa, Ishii dijo que si no hacen eso “la gente quiere salir a trabajar”.

“Muchos hacían changas o trabajaban en una fábrica, que hoy están cerradas. Se está acentuando el problema. En un primer momento, no estuve de acuerdo con que se le diera mucho dinero a tanta gente. Hay 89 mil personas que cobran los 10 mil pesos más 19 mil personas que cobran 5 mil pesos de otras ayudas. En esa instancia me parecía un exceso porque entraban más de 500 millones al distrito; pero la gente ya no podía ir a trabajar. Creía que era algo desubicado”, estimó.

“Tengo una trayectoria muy larga, y al término de mi carrera política no puedo permitirme perder horas y horas o días incluso para que me atienda la ex presidenta”.

Ishii sobre CFK

Y añadió: “Tengo que decir que el Presidente tenía razón. Si no tuviésemos esa contención, no sé qué hubiese pasado en el distrito. Y también en todo el país. Mi mirada es desde donde yo estoy, desde mi distrito”.

Ishii contó que en José C. Paz comenzaron pensando en que los negocios “pudieran trabajar con la puerta chica abierta. No ser tan estrictos; no molestarlos ni sancionarlos. Si no, se nos fundían. La gente necesitaba tener por lo menos las cosas esenciales. Fui flexible en ese momento”.

Y que ahora, “algunos ya cerraron, pero otros están con el negocio abierto”. “En verdad, la gente de distintas partes del país no aguanta, no solo en el Conurbano. Se están fundiendo. Quiebran las empresas. La cesación de pagos se generaliza”, dijo.

En José C. Paz, por caso y según las cifras de Ishii, hay 6.500 negocios. Estimó que “deben haber cerrado más de 1.500. Más de un 20%”. Y detalló: “Tenía 8 mil habilitados. Muchos fundieron, muchos cerraron, esta es la realidad. Mauricio Macri dejó su tendal también en el comercio. La gente se fundió. Cuando tomó la situación el presidente Alberto, ya había una crisis. Pero ahora se acentuó con el coronavirus”.

Y lanzó un sombrío pronóstico: “Hay que decir que aún no se llegó al pico máximo; no llegó lo peor. Para fines de agosto vamos a estar como en 2001, aproximadamente. Viví dos saqueos y pienso que la gente va a volver a 2001. A las empresas medianas y a las pymes no les alcanza para nada, por más que las ayuden. Tienen el mismo gasto y se están fundiendo”.

Fuerzas federales, la solución

A diferencia de la crisis de 2001, para Ishii “la gente hoy sale, pero no es por hambre. Desgraciadamente, la gente sale porque está enojada, en este último mes se ve mucha más delincuencia”.

Así, detalló que reaparecieron los motochorros, que se roban bancos y hay operativos de veinte o treinta motos con gente armada: “Se está desmadrando y la gente se vuelve intolerante”, disparó.

“Hay zonas en las que se toman terrenos o viviendas que María Eugenia Vidal dejó sin terminar”, remarcó el jefe comunal y agregó que quienes usurpan en su mayoría “”son extranjeros”. “En este último tiempo llegaron con más fuerza al distrito”, explicó.

Ishii también sumó el enojo a la lista. “La bronca de la gente que está sin trabajar. Al estar mucho tiempo encerrados en casa empiezan los conflictos. Es otro factor que aparece. Se nota que la gente se siente muy encerrada. Y algunos están con mucha bronca y salen”, intentó explicarse mejor Ishii.

“Cuando en 2001 explotó, fue por hambre. Salieron a saquear todos los negocios por comida. Hoy puedo asegurar que no es problema de comida, la gente no tiene problema de alimentación”, señaló.

En esa línea, agregó: “La gente recibe lo suficiente como para no tener que salir por hambre. Quienes salen, lo hacen porque son delincuentes o desean manifestarse de otra forma”.

Y sumó un factor extra a la lista que enumeró: “Con la cantidad de presos que se han liberado se nota que están en la calle. Al no tener trabajo, al no tener ocupación, reinciden en delinquir. Ese es un problema grande que tenemos, que se suma a que la gente se queda en la casa durante la cuarentena”.

Luego de destacar que “la policía está atacando muy fuerte la cuestión”, Ishii pidió: “Tienen que salir las fuerzas federales a colaborar. Ya están las fuerzas federales, pero tienen que salir con más énfasis. En el Conurbano tienen que estar las fuerzas federales conteniendo, como sucedió en otros gobiernos”.

“La falta de experiencia que tenía Kicillof y su equipo más la pandemia representan una catástrofe”.

Ishii y Kicillof

“De aquí en más, la fuerza federal tiene que estar presente, si no corremos el peligro de que se produzca un desborde”, apuntó. En ese sentido, dijo que la polémica entre Sabina Frederic​, la ministra de Seguridad de la Nación, y Sergio Berni, “es lamentable”.

La seguridad

“Es lamentable que en este cuadro de situación en el que se necesita tanto de uno como del otro estén distanciados, que haya falta de diálogo. Las autoridades provinciales y nacionales, el gobernador y el Presidente, tendrían que terminar con el problema. Soltarlos a los dos u otra opción. Arreglarlo de alguna manera”, estimó.

A lo que agregó: “No sé quién conduce mejor, pero el que está más visible es Sergio Berni porque está en la calle y está siendo mediático, pero realmente a lo mejor ella se está ocupando de todo el país. El problema central está hoy en el conurbano de Rosario y de Buenos Aires. Van a tener que solucionarlo, porque la policía ya no da abasto”.

Puntualmente, dijo sobre este tema: “En ciertos lugares la policía ya está superada. Estamos haciendo todo lo que podemos. Entregué móviles míos, que tenía de la Urbana, porque la policía no tenía los suficientes”.

Y contó que no es el único municipio con este problema: “Todo el segundo cordón del Conurbano está así. Moreno está peor que José C. Paz; Malvinas Argentinas está igual que José C. Paz. Moreno viene de una gestión mala anterior, en la que no hubo contención. Hay muchos asentamientos que se están trasladando hacia los demás distritos desde allí. Es también otro problema grande”.

Para Ishii: “La policía está desbordada y deben venir las fuerzas federales. La gente va avanzando y no la van a poder parar. La gente avanza y si vos la dejás va a seguir así. Si vos la parás, pienso que se quedarían más tranquilos; pero si no hay quien los frene esto va a seguir avanzando. Le pido a la policía que realice operativos permanentemente y que haga retroceder a esta gente que quiere salir. Porque si vos me decís que salen por hambre, bueno, es entendible. Pero lo que sucede ahora es injustificable”.

“Viví los dos saqueos que hubo en 2001 y veo que se está superando una línea: la gente ya no respeta a los funcionarios. Ve todo mal, como si fuera culpa de ellos: del Presidente, del intendente o de un concejal. Les adjudican la situación que tienen. Pero lo cierto es que vino la pandemia y estamos así. Aunque claro, no sé si estaríamos mucho mejor sin el coronavirus”, disparó.

Tras asegurar que el delito en el último año creció “tranquilamente, un 70% u 80%”, dijo que el punto de inflexión fue a partir de la liberación de presos en las cárceles: “Antes estábamos muy tranquilos. Teníamos las mejores estadísticas de la región. Estábamos muy bien. Ahora se nos está desvaneciendo ese logro. Y en otros distritos está igual. Se está poniendo feo”.

Y habló de la coincidencia con los intendentes vecinos. “Dijimos que estamos peor en la parte de inseguridad. También planteamos que está desbordada la policía. El mismo ministro Berni dice que está desbordada. Tiene razón. Tampoco cuenta con los móviles como para poder trabajar. Si vos no les das las herramientas, no pueden. Los policías no pueden perseguir caminando a delincuentes con motos supergrandes”.

“Fue muy brutal expropiar. Tendría que haber intervenido. Los fondos del país, del Banco Nación, estaban allí, y era preciso resguardarlos. Hubiese sido un poco mejor. Fue algo apurado”.

Ishii y Vicentin

Ante la pregunta de ¿cuándo aparecerá el pico del malestar social? Ishii respondió: “Cuando empiecen a aparecer los muertos. Cuando la gente vea a sus muertos, cuando haya gente que no sea atendida en los hospitales porque están desbordados. Allí podremos tener un problema. Por eso, la idea es trabajar con la población para que se quede en su casa y haga la cuarentena en su domicilio”.

Kicillof, CFK, Alberto…

Después de decir que “la gestión de Vidal no fue buena”, Ishii analizó la performance de Axel Kicillof como gobernador en estos siete meses de gestión: “Le cuesta asentarse. Recién ahora está agarrando, pero porque se encontró con la pandemia y lo que siguió fue un caos. La falta de experiencia que tenía Kicillof y su equipo más la pandemia representan una catástrofe. A eso se suma falta de maniobra y falta de experiencia también. El gobernador no puede hacer pie todavía, y si no le da auxilio la Nación tendría problemas severos”.

Para el Intendente de José C. Paz, “si hoy subsiste la gobernación es porque la asiste Nación. Si no, no tendríamos siquiera un respirador. Todo eso llega desde Nación”.

Y diferenció las aguas. “El Presidente está tratando de llevar la cosa lo mejor posible en el marco del país. También creo que el gobernador trata de hacer algo, aun sin fondos. No puede hacer mucho más que intentar sobrellevar la situación”.

Ishii consideró: “Esperaba que Kicillof entrara con otra fuerza. Quiso comenzar mostrando de modo distinto a los actores en la Provincia. Pero no pudo hacerlo, no lo veo con la fuerza que lo veía en la campaña. Tenía muchas esperanzas en que cambiara el gobierno de la Provincia. Pero todavía estamos esperando que reaccione”.

Ishii dijo que CFK "trabaja apoyando a Kicillof en la Provincia". (AFP)

Ishii dijo que CFK “trabaja apoyando a Kicillof en la Provincia”. (AFP)

Cuando le preguntaron sobre el rol de Cristina Kirchner, dijo: “Trabaja apoyando a Kicillof en la Provincia. Y supuestamente hablando con Alberto. Con Cristina no tenemos mayor contacto. Me llamó por teléfono cuando asumimos, pero después no tuvimos más relación. Tengo mucho trabajo y tampoco voy a esperar cinco o seis horas para ver si me puede atender. Tengo una trayectoria muy larga, y al término de mi carrera política no puedo permitirme perder horas y horas o días incluso para que me atienda la ex presidenta. La respeto mucho”.

Y entonces habló de la diferencias entre los gobiernos de CFK y Néstor Kirchner: “Néstor terminó con 52 millones de reserva y Cristina se quedó sin ellas. Hubo un desmanejo también de la economía. A lo que se suma la importación de muchos hidrocarburos que dejó mal al país”.

Cuando le preguntaron sobre si el Presidente maneja todo el poder o lo comparte con la vicepresidenta, Ishii dijo: “Me parece que el Presidente no puede prescindir de la ayuda de nadie. Tiene que escuchar consejos de Cristina, escuchar consejos de todos. Por eso se reúne con el personal de la salud, con los industriales. Trata de buscar el camino correcto para este país”.

Y luego disparó: “La consulta con Cristina también deben existir y las exigencias de parte de Cristina también tienen razón de ser, porque ella era la que tenía los votos. Alberto tuvo que acceder a las cosas que quiere Cristina porque tuvo los votos, solo por eso”.

Ishii: "Alberto tuvo que acceder a las cosas que quiere Cristina porque tuvo los votos, solo por eso”.

Ishii: “Alberto tuvo que acceder a las cosas que quiere Cristina porque tuvo los votos, solo por eso”.

Consultado sobre si cree que Mauricio Macri será candidato en 2021, el funcionario dijo: “Candidato a legislador para tener fueros. Seguro. Lo han hecho todos los presidentes. El único presidente que no necesitó de los fueros fue Néstor Kirchner, aunque después sí fue como diputado”.

Y agregó: “En esta oportunidad pienso que todos van a ir a buscar los fueros. Están con problemas. Con respecto a los espías que aparecieron, hemos sido todos espiados. Es un tema de moda”.

“Fui espiado por la (ex) gobernadora (por María Eugenia Vidal). Raro, porque vino cuatro o cinco veces a hablar conmigo para pedirme ayuda y se la di. Son conductas que uno no llega a entender”, dijo.