Macri advirtió que el peronismo “está secuestrado por Cristina Kirchner desde hace más de diez años”

El ex presidente Mauricio Macri advirtió que el peronismo “está secuestrado” por la vicepresidenta Cristina Kirchner “desde hace más de diez años” y por eso “fue coptado por la irracionabilidad”.

“Necesitamos racionalidad en el peronismo como fue con el segundo gobierno de (Juan) Perón, como Carlos Menem o Eduardo Duhalde. No propiciaban tomas de terrenos ni liberación de presos”, expresó en una entrevista concedida el canal TN.

Macri advirtió que el peronismo “tiene el desafío” de separarse de Cristina Kirchner para ser racional y abrir el diálogo con otros sectores políticos.

Además, en su reaparición pública luego de varios meses, el ex presidente sostuvo que Cristina Kirchner “que es la que maneja el Gobierno como todos presumíamos, tiene una agenda propia y necesita someter a la Justicia”.

En el mismo sentido advirtíó que “hoy se necesita “que la gente esté en la calle, defendiendo la Ley y los jueces”.

También aseguró que la ex presidenta “se ha dedicado desde que es gobierno” a perseguir a su familia, en causas como la del Correo.

Mantuvo que “no es prioridad” la ampliación de la Corte Suprema de Justicia, sino “encontrar una salida de esta pandemia y poner en marcha el país, para terminar con la angustia de la gente.

En una entrevista con TN, consideró que la protesta contra el Gobierno que se realizó este domingo en distintos puntos del país “demuestra la decisión del pueblo argentino de salir adelante”.

“Yo lo interpreto como siendo pesimista por lo que vendrá en los próximos meses, podemos ser optimista por lo que vendrá más adelante”, expresó.

Para Macri las principales razones por lo que la gente protesta contra el presidente Alberto Fernández son “decir no al atropello y si a la cultura del trabajo”.

También sostuvo, en una entrevista concedida al canal TN, que “esta cuarentena eterna fue muy dañina y ha afectado a nuestra libertad”.

No obstante, se mostró en desacuerdo con los manifestantes que acudieron a protestar frente a la casa de Cristina Kirchner: “tiene que ser en lugares públicos y no en las casas de las personas”, afirmó.

“Desde el primer día dije que había que tener un equilibrio, para cuidar la salud mental y la salud laboral de gente”, expresó.

El ex presidente también hizo una autocrítica de su gobierno y admitió que equivocó en el rumbo económico.

“Cuando asumimos encontramos que el Estado estaba quebrado. Tuve el dilema de decir esa cruda realidad o apostar a la esperanza que había nacido para reconstruir el país. Hoy creo que me equivoqué.

 “Los esfuerzos que se sucedieron agotaron a la ciudadanía y los entiendo”, expresó. Aseguró que dos de cada tres dólares que se iban del país eran para pagar “deuda contraída por el gobierno anterior” y uno “para financiar el déficit”.