Hay que compensar el ajuste a los jubilados

En lo que se puede visualizar como una gran operación de marketing político, el gobierno pudo convertir en Ley el denominado, justamente por razones de imagen: “impuesto a la riqueza“.

Y lo hicieron justo en el día donde le vuelve a meter la mano en el bolsillo a los jubilados como si no existiesen diferencias entre un gobierno liberal y este mal llamado nacional y popular. Espero que no se sigan enojando mis amigos del Frente de Todos, por lo que afirmo, pero un gobierno que pone en primer del ajuste a los jubilados no puede defenderse por más “relato berreta” que intenten imponer.

Lo cierto es que los adultos mayores recibirán un aumento del 5% en diciembre, y por más que eso ronde un 30% anual es un incremento muy inferior a lo que le hubiese correspondido si se aplicaba la fórmula que suspendieron. Esa misma que ocasionó que 30 toneladas de piedra cayeran sobre la policía que defendía el Congreso.

Sabes que? militala como quieras, pero la única verdad es la realidad (no se si te suena la frase) y lo que muestran los números es que suspendieron una fórmula que a los jubilados le convenía, más que este 5% por decreto, y la nueva fórmula que quieren aplicar, también es inferior a la dictada por el gobierno anterior.

Para tapar un poco la realidad económica, que mejor entonces que “vender humo”, y para eso saquemos una Ley con mucha pompa que tenga un título que enganche.

Así se mandan con el “impuesto a la riqueza”, un ataque dialéctico, pero no efectivo a los ricos que  incluye los bienes productivos, por lo tanto afecta también al capital de trabajo, a las posibles futuras inversiones, y atenta claramente contra la creación de trabajo genuino.

Es un secreto a voces es que este impuesto se considera confiscatorio y tarde o temprano se va a trabar en la Justicia. Además esta el tema de la doble imposición a los contribuyentes que ya tuvieron un aumento exponencial en si alícuota de bienes personales.

Entonces ¿porque tanta pompa para aprobar algo que no servirá para recaudar nada, y que es anticonstitucional? y bueno…hay que  “compensar el ajuste a los jubilados”.

Por eso, este cuarto gobierno kirchnerista, vuelve a la épica de un relato inexistente, que consiste en mandar señales para la izquierda, mientras se debaten temas que sólo le importa a un par de personas. Levantan banderas del aborto, mientras te limpian la justicia sin que te enteres.

Hasta no hace poco te pedían que no volvamos al fondo, y ahora Guzmán le hace los deberes. Los mismos tipos que te endulzan los oídos con el impuestos a los ricos, no pueden demostrar como hicieron su propia fortuna.

 

Pablo Castiglioni