Gines: un mercenario político ¿Podes creer que la culpó a la secretaria?

El ahora (gracias a Dios) exministro de Salud escribió un mensaje a Alberto Fernández donde el muy cagón le hechó la culpa de todo a su secretaria y llamó a este acto deshonroso “una confusión de su secretaría privada”.

¿Hay que ser muy cagón o muy miserable para esto? La verdad que no lo sé, pero de lo que estoy seguro es que el mercenario GGG tiene mucho de esas dos cualidades.

De paso este miserable ser humano se dio el lujo de criticar a la oposición! es un verdadero hijo de mil putas. La verdad que ya lo sabíamos porque sufrimos su gestión anterior, y en esta nueva empezó a hacer “agua” de entrada con la pandemia. Pero su nombre carga el peso de la marginalidad y el deshonor desde mucho antes que empezara el covid.

En el año 98 este tipo fue investigado en causas de corrupción en el PAMI, y fue sobreseído, porque la causa prescribió. Este atorrante era gerente en una empresa que tenía contratos irregulares con la obra social de adultos.

En el 2011 otro triste personaje de la poliquitería judicial que debería llenarnos de vergüenza, el juez federal Norberto Oyarbide citó a declarar como testigo en la causa de la mafia de los medicamentos al ex ministro de Salud y embajador en Chile, Ginés González García, y dispuso una nueva ronda de indagatorias a empresarios, entre ellos, Enrique Dratman, esposo de la diputada del Frente para la Victoria Diana Conti.
En tanto, la Cámara Federal citó para el próximo 25 de enero al ex secretario general del gremio bancario Juan José Zanola a una audiencia para determinar si lo excarcela o lo mantiene detenido, informaron ayer fuentes judiciales.
González García fue convocado para el próximo 19 de abril a pedido de la defensa del titular de la droguería San Javier, Néstor Lorenzo, detenido y procesado con Zanola como presuntos integrantes de una asociación ilícita dedicada a la comercialización de remedios adulterados o apócrifos.
Oyarbide dispuso una nueva ronda de indagatorias y convocó al empresario Dratman, esposo de la diputada kirchnerista Conti, para el próximo 21 de abril; a Julio Posse, presunto ex espía de la SIDE, para el 15 de marzo, y a Rodolfo Romero para el 28 de abril.

Como esta claro, este tipo era un completo desastre pero asi y todo fue llamado por este presidente para volver a ocupar un cargo en su administración, y al grito de TENEMO MINISTERIO! el inefable GGG se hizo cargo subestimando en primera instancia el peligro de la pandemia.

Tal vez uds no se acuerden porque la memoria no es lo mejor de los argentinos…evidentemente. Este incompetente dijo que “el COVID estaba muy lejos, que nunca iba a llegar al país y que estaba más preocupado por el dengue“.

No hay una sola palabra de más en esto que escribo. La verdad es que no se como no lo echaron después de declarar eso. Pero no fue la única, también su Ministerio es el responsable de la incompetente gestión que se hizo contra la pandemia.

La cuarentenas eternas, la falta de previsión, los aeropuertos abiertos recibiendo alegremente a turistas de zonas infectadas, la estúpida y falaz mentira del no arreglo con Pfizer sobre las vacunas, dejando el camino libre para los contubernios de Cristina y Putin.

Este infeliz funcionario dejó entrever que el laboratorio Pfizer quería los glaciares como garantía de pago de las vacunas! este garca junto con el cara de piedra, recién vacunado vip de Eduardo Valdez que debería tener los huevos de irse solito también, aunque seguro al poco tiempo aparecerá una embajada u otro puesto consuelo de esos que se le dan a los amigos, como las vacunas.

Esto, todo esto me da asco, esta casta de políticos me dan asco. Vienen a servirse de los ciudadanos y se creen que el poder los hace impunes. La política debería ser una etapa en la vida de las personas, un camino que se recorre durante un par de años, pero estos inservibles, buenos para nada pululan y se apoltronan en sillones de despachos públicos con el único fin de enriquecerse y servirse de nosotros.

Lo mismo va para los dirigentes sindicales que se adueñan de las secretaría generales como si fuesen un bien de familia. Entre estos y los políticos de mierda me tienen los huevos al plato.

Roban y cagan, es lo único que hacen, sacan ventajas personales en todos lados y el bien común les importa una mierda. Vemos como se enriquecen, sus patrimonios crecen exponencialmente y los seguimos eligiendo para que nos representen. Dicen que los pueblos tienen los gobernantes que se merecen, y debe ser cierto nomás, por eso nosotros tenemos un ministro que le hecha la culpa a su secretaria cuando descubren las cagadas que hizo.

Pablo Castiglioni