Estos son algunos de los vacunados VIP del ineficaz Ministerio de González García

El operador político y ex militante montonero subversivo Horacio Verbitsky sólo fue el que abrió la boca, porque hubo otros funcionarios , sindicalistas y empresarios que se fueron a vacunar al Ministerio de Salud que encabezaba el ineficaz ministro Ginés González García

Los privilegiados pertenecen tanto al ámbito público como privado; pero todos forman parte del Frente de Todos o tienen relaciones personales con el funcionario despedido.

El hecho, que se conoció cuando el periodista Horacio Verbitsky confesó en una entrevista pública que llamó al ministro de Salud para que le facilitara la vacunación contra el Covid-19, causó fuerte polémica e indignación en todo el arco político, desde el oficialismo a la oposición. El ministro presentó su dimisión entre críticas de propios y ajenos que se reproducían en chats privados como en medios de comunicación y redes sociales.

El senador del Frente de Todos y excanciller, Jorge Taiana, que se mantuvo en silencio en las últimas horas, cuando estalló el escándalo; el periodista cercano al kirchnerismo Horacio Verbitsky, quien ventiló el asunto en un programa de radio y era acusado, por lo bajo, por realizar una “operación” en contra del ministro González García; y el diputado nacional cercano al presidente Alberto Fernández y al papa Francisco, Eduardo Valdés,

Valdés aseguró esta tarde, en declaraciones a la prensa, que al acceder a vacunarse “no pensó que estuviera haciendo algo ilegal”. Nunca le sacaría la vacuna a nadie, todo lo que hice fue porque viajaba a la ciudad de México y pensé que tenia que llegar vacunado”, dijo Valdés. También relató que fue inoculado por cuatro enfermeros en el segundo piso del edificio donde funciona el ministerio de Salud, en la intersección de la 9 de Julio y Lima.

También fueron vacunados de manera irregular en el Ministerio de Salud de la Nación Salomón Schachter, un médico cercano al ministro González García; el empresario Seza ManukianFélix Guille, un directivo del sector de la salud, y también un empresario y algunos miembros de su familia.

Seguramente ninguno de estos caraduras presentara su renuncia ni será castigado por su conducta desleal y delictiva, porque son así. son políticos que están acostumbrados a manejarse de esta forma, y se creen con derechos especiales como si fuesen parte de una casta superior. Pero no te olvides que nosotros los legitimamos con el voto.