El Gobierno rechazó el protocolo de apertura de aulas presentado por la Ciudad

El Ministerio de Educación de la Nación anunció su decisión de rechazar el protocolo que presentó la Ciudad de Buenos Aires para que más de 5.000 alumnos regresen a las escuelas a tomar clases a partir del próximo lunes en medio de la pandemia de coronavirus

El titular de la cartera educativa, Nicolás Trotta, confirmó en una conferencia de prensa virtual desde el Ministerio la resolución de la comisión ad hoc y de este modo ratificó las versiones que se conocieron en la noche de este martes al respecto.

El rechazo obedece a motivos sanitarios, a causa de la circulación del coronavirus en el Área Metropolitana de Buenos Aires, y a razones pedagógicas, según se informó.

“No queremos exponer a los chicos al contagio”, sostuvo el funcionario nacional. De acuerdo con el Ministerio, el protocolo presentado solo cumple con 10 de los 15 puntos requeridos por el Consejo Federal de Educación.

También dijo Trotta que existe “incongruencia” con la cantidad de alumnos sin posibilidades de tomar clases de manera virtual en el distrito porteño.

Esta mañana, el titular de la cartera nacional se comunicó con su par de la Ciudad, Soledad Acuña, para informarle sobre la decisión tomada.

“Esta mañana le comuniqué a la ministra Soledad Acuña que tenemos una voluntad de fortalecer el trabajo mancomunado, analizar cada uno de los puntos que plantearon para llevarlos adelantes y seguir trabajando con la Ciudad como con el resto, pero nuestra responsabilidad primaria es cuidar a toda la comunidad educativa”, argumentó Trotta.

La determinación corrió por cuenta de una comisión de especialistas pedagogos y sanitarios, encabezada por Graciela Frigerio, después de que la Ciudad resaltara la necesidad de que más de 5.000 alumnos regresen a las escuelas a tomar clases a partir del próximo lunes 31 de agosto.

Se trata de chicos cuyas condiciones de desigualdad les impidieron durante la cuarentena una continuidad pedagógica, según autoridades porteñas.

La Ciudad propuso reabrir escuelas para que esos alumnos puedan concurrir a tomar clases, utilizando los establecimientos como espacios de conexión.

Con el anuncio de este miércoles se confirmaron las versiones sobre el rechazo del protocolo de la Ciudad que se habían conocido en la víspera, antes de que se expidiera formalmente la comisión de especialistas, según dijeron voceros del Ministerio.

La decisión de la cartera educativa nacional se confirmó después de que trascendieran incluso unas declaraciones de Trotta que generaron revuelo acerca del pedido del Gobierno porteño.

“Ellos van a querer discutir con la política y tenemos que hacer que discutan con las mamás, con los papás, con las cooperadoras, con los maestros, porque es ahí donde ellos van a pagar un costo social”, dijo el ministro.

“El discurso que tienen es un discurso falaz, no es verdad. Entonces ahí tenemos que desnudar ciertas cuestiones y por eso confío mucho en ustedes“, agregó Trotta durante una videoconferencia con gremios docentes, cooperadoras, foros educativos y centros de estudiantes porteños.

En esa charla, el funcionario los convocó a encarar una estrategia común frente al pedido -finalmente rechazado- del Ministerio de Educación porteño de abrir aulas digitales para alumnos sin conectividad.