El Gobierno presentó la reforma judicial y la oposición denuncia que el objetivo es liberar las causas de Cristina

El Presidente presentó el proyecto y anunció la creación de un consejo consultivo que acerque propuestas para “mejorar el sistema”. Críticas de los diputados de la UCR

El Gobierno dio el primer paso en su proyecto de una reforma judicial. Alberto Fernández presentó este miércoles en Casa Rosada su propuesta, pidió que “nunca más” se dirima en Tribunales una “discusión política” y anunció la creación de un “consejo consultivo” que “elevará propuestas al Ejecutivo para mejorar el funcionamiento de la Justicia”.

“De una vez por todas digamos nunca más a una Justicia que es utilizada para saldar discusiones políticas, y a una política que judicializa los disensos para eliminar al adversario de turno”, enfatizó el mandatario nacional, al volver a encabezar un acto en la Casa de Gobierno tras el inicio de la pandemia.

El proyecto que enviará al Senado consiste, por un lado, en la ampliación del fuero federal -se unifican el Penal y Económico-, y por otro en la creación de un Consejo Consultivo compuesto por once “juristas de reconocimiento indiscutido”, que tendrá la “tarea de repensar el funcionamiento del Poder Judicial y del Ministerio Público”.

“Buscamos superar que el poder decisorio se concentre en un reducido número de magistrados, que tienen la capacidad de decidir en casi la totalidad de las causas con relevancia institucional y por lo tanto mediática”, afirmó el Presidente.

Con ese objetivo, la iniciativa promueve la creación de tribunales orales, de fiscalías y defensorías que se sumen al nuevo esquema. También planea unificar los fueros civil y comercial federal y el contencioso administrativo federal y propone “un fortalecimiento de la Justicia Federal en el interior del país”.

Alberto Fernández presentó los lineamientos generales del proyecto acompañado por la ministra de Justicia, Marcela Losardo, y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, como los principales referentes del Gobierno. También participaron funcionarios y legisladores nacionales de manera presencial y remota. La única representante de la Corte Suprema fue Elena Highton.

En su discurso apuntó, aunque sin nombrarlo, al expresidente Mauricio Macri, al sostener que en los últimos cuatro años “el cuestionamiento a los jueces que se mostraron independientes se volvió cotidiano”. “La arbitrariedad procesal fue ganando terreno en desmedro de las normas”, subrayó el jefe de Estado, al tiempo que aseguró que “se abrieron camino doctrinas” sobre las prisiones preventivas que conformaron un “sistema de penas anticipadas”, por los que “el principio de inocencia y de defensa fueron vulnerados”.

El Consejo consultivo

El Presidente le dedicó un párrafo aparte a la comisión que se encargará, según sus propias palabras, de “elevar propuestas concretas sobre una mejora en la administración de justicia”.

El Consejo Consultivo estará compuesto por 11 juristas que analizarán el funcionamiento del Poder Judicial y harán recomendaciones de las que saldrán proyectos de ley que el Congreso deberá debatir.

“Este Consejo que estamos creando deberá elevar a consideración del Presidente propuestas concretas sobre los temas que conciernen a una mejor administración de Justicia”, explicó el mandatario. “Analizar los problemas que se observan para el mejor funcionamiento de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, del Consejo de la Magistratura de la Nación, del Ministerio Público Fiscal y del Ministerio Público de la Defensa en el ámbito nacional, será una condición imperiosa para poder abordar las posibles soluciones”, aseveró.

Críticas de la oposición

Tras el anuncio, un grupo de dirigentes radicales salió sin filtro a criticar el proyecto y aseguró que, detrás, se esconde otra intención. “Buscan garantizar la impunidad de Cristina Kirchner”, aseguró el diputado Luis Petri.

“Hoy Alberto Fernández es el testaferro político de su vicepresidenta. Con la Reforma Judicial busca garantizar su impunidad, pero antes se cansó de criticarla, llamando deplorable a su manejo de la Justicia”, señaló.

Por su parte, Gustavo Menna, que es vicepresidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, consideró: “No tiene sentido convocar a una comisión para analizar algo probadamente degradante para las instituciones de la República. Solo se busca darle un barniz académico a una decisión ya tomada de reeditar la corte de los ‘90”. Sin embargo, cabe aclarar, el anuncio del jefe de Estado no incluyó alguna mención a una ampliación del máximo tribunal.

Hubo, también, posiciones más medidas. Tal fue el caso del jefe del Interbloque de Juntos por el Cambio, Mario Negri. “Analizaremos con máximo rigor la Reforma Judicial, tal como lo hicimos en 2013 cuando se anunció la ‘democratización de la Justicia’, aquel intento burdo de politización de la misma. Ese antecedente nos exige ser sumamente firmes en la defensa de la independencia de la Justicia”, subrayó.