Cardozo-Montenegro, el tándem para suavizar el toque sanitario

A la espera del decreto de AF, intendentes costeros del FdT y de JxC empujan para que los cierres arranquen a la 1. Kicillof se aferra al sistema de fases.

Por Facundo Cottet

Los intendentes de la región costera de la provincia de Buenos Aires se abroquelan ante el inminente decreto que dispondrá el toque de queda sanitario, que entrará en vigencia este viernes a partir de las 23 horas.

Presionan para retrasar dos horas el inicio de la restricción (la 1 de la madrugada en lugar de las 11 de la noche) y, así, beneficiar la actividad comercial en plena temporada. La movida sale por arriba del laberinto de la grieta: sin distinciones políticas, el jefe comunal del partido de La Costa, el peronista Cristian Cardozo, y el de General Pueyrredón, el macrista Guillemo Montenegro, encabezan la estrategia y mantienen el diálogo con el gobierno de Axel Kicillof. En Provincia explican que el sistema de fases que funciona desde el primer día de la cuarentena será la herramienta para determinar aperturas o cierres de actividades.

Chats encendidos, llamadas cruzadas y alternativas para bajar los contagios de coronavirus sin resentir más aun la economía conforman por estas horas el menú de la agenda dirigencial. El Gobierno nacional lanzará el decreto para restringir la circulación entre las once de la noche y las seis de la mañana, aunque, según trascendió, el horario podría sufrir alguna variación.

Es lo que pretenden los intendentes, que tienen en el verano la oportunidad de atemperar el desastre económico que desató la pandemia. Detrás de la jugada están los intendentes Cardozo (La Costa) y Montenegro (General Pueyrredón). El primero es peronista, atraviesa su segunda temporada de verano como intendente, y en las últimas semanas tomó notoriedad al ser el anfitrión de una reunión entre Kicillof y los intendentes de destinos turísticos. Sin pandemia, sería posible que Cardozo fuera anfitrión de grandes asados peronistas en días de playas. Como sea, Cardozo y su antecesor y actual diputado provincial Juan Pablo De Jesús se mantuvieron activos.

Montenegro gobierna el distrito turístico más tradicional y grande del país bajo la bandera de Juntos por el Cambio. Y mantiene línea directa con su par de Pinamar, Martín Yeza, también PRO. Fuentes del municipio marplatense le aseguraron a Letra P que el problema no es la actividad que está protocolizada sino los eventos clandestinos. Por eso, sostienen que la restricción de tránsito desde las 11 de la noche solo perjudicaría a quienes cumplen las normas y que, por ejemplo, el decreto presidencial solo hará que el llamado “after beach” (las previas bolicheras en las playas que arrancan cuando empieza a bajar el sol) reúna más gente.

 

Los intendentes plantean además que las medidas se tomen en base a la situación epidemiológica de cada distrito. Fuentes del Gobierno bonaerense explican que el sistema de fases sigue vigente y será en base al cual se decidan las aperturas o restricciones. Por caso, esta semana entraron en fase 3 los municipios de Arrecifes, Balcarce, Lincoln, Lobería, Puán, Saliquelló y Suipacha, que se suman a Bolívar y Rauch, los que continúan en esta misma instancia. El ministro de Producción bonaerense, Augusto Costa, se instaló en la costa bonaerense y mantiene el diálogo con los intendentes de regiones turísticas.

 

Por Facundo Cottet para www.letrap.com.ar