Sergio Berensztein, sobre las medidas electorales del Gobierno: “Me parece vergonzoso”

Sergio Berensztein habló de los anuncios que realizó el Gobierno nacional y bonaerense, muchas de las cuales fueron calificadas como clientelistas

El periodista Sergio Berensztein criticó las medidas que anunciaron el Gobierno nacional y bonaerense, tras las elecciones PASO.

“El clientelismo no es algo nuevo en la Argentina, hay una larga tradición de intento de manipular al votante con todo de incentivo, en general materiales. La pregunta es si esto funciona o no funciona. Si uno repasa la historia, hay partidos que cayeron con esa maquinaria. Hay momentos que las sociedades dicen basta”, dijo, en diálogo con Radio Mitre.
Para el analista, “genera una reacción en contra, siendo una ola de indignación. Creo que estamos en ese momento”.
“Se pierde una elección y la política sale desesperada a comprar los votos. Un claro ejemplo es la educación que, tras tantos meses sin clases presenciales, ahora se quiera compensar con una medida de este tipo, me parece vergonzoso”.
Sergio Berensztein: “El gobierno está confundido, como grogui”
“El gobierno está confundido, como grogui”, consideró el polítólogo, quien recordó que “es la primera vez que el peronismo unido recibe una derrota de este tipo”

“La Cámara de Diputados podría quedar en manos de la oposición y en el Senado el gobierno tendría que discutir el quórum”, planteó.

Consultado sobre las actividades en algunos barrios que llevó adelante personalmente Alberto Fernández, respondió: “No es representativo, tampoco lo micro hace tendencia en la opinión pública. Que cada tanto se den un baño de realidad, no está mal”.
“Dijo que las prioridades de esos vecinos fueron la inseguridad y la inflación. Chocolate por la noticia, ¿hace falta hacer esto para que se den cuenta?”, criticó Sergio Berensztein.
“Tuvo dos años mirando otra película, en todos los sondeos te hubieran dicho lo mismo. Es una muestra la desconexión de la política con la sociedad. Estuvo gobernando dos años ignorando las prioridades de la población”, agregó.
Para el pensador, “el presidente perdió confianza en la población, se degradó”, con situación “lamentables” como la foto de Olivos.
Sobre Mauricio Macri, dijo que el expresidente “sigue teniendo un piso de apoyo de un 30%, parecida a Cristina”, pero que “su imagen negativa es muy alta”.
“Mucha gente no está contenta con su gestión. No tuvo posibilidades de reconstruir su liderazgo. No dio en la tecla y no encontró la forma de reposicionarse”, evaluó.
A su vez, indicó que “le surgió mucha competencia en su espacio, tanto del PRO como del radicalismo”. Dio los ejemplos de Alfredo Cornejo, María Eugenia Vidal, Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta, como dirigentes que “van a competirle a Macri”. “No está acostumbrado a tener que competir por el liderazgo opositor. Macri perdió protagonismo y algo de relevancia. Sigue siendo líder, pero no es el único dentro de la oposición”, recalcó.