Gildo Insfran : Es todo lo que esta mal en una democracia

El Gobernador de Formosa pretende un mandato ilimitado,  con poderes de monarca medieval y para eso se apoya en dos pilares fundamentales, el clientelismo y la corrupción.

Si estuviésemos en el siglo XVIII el caso de Gildo Insfrán, sería uno de esos reyes medievales que hace y deshace a su antojo y discrecionalidad. La vida y el futuro de sus súbditos pasaría según su graciosa majestad se haya levantado esa mañana, y lo único que continuaría constante sería su acumulación de poder a cualquier costo. Pues bien, no estamos en ese período histórico, pero Gildo gobierna de esa misma manera, y además tienen a la provincia en condiciones similares a la de esos años.

Insfrán es todo lo que esta mal en una democracia, y su reelección ilimitada permitió convertir a Formosa en un feudo medieval, gobernado por la corrupción y el clientelismo.

Ningún rincón de su feudo, permanece al margen de su injerencia, y poder absoluto. Todas las comunas y departamentos están vigilados por gente de su confianza, y las directivas son simples, «sumisión absoluta al Señor gobernador».

Es un secreto a voces que el que no vota a Gildo no recibe planes, no trabaja en el estado y en una provincia donde el 80% de los empleos los provee el estado, eso significa tres cosas: 1- NO COMES,  2 NO VIVIS, NO EXISTÍS.

Es triste y vergonzoso que el Presidente considere «su amigo»,  a un señor feudal que reparte en otro país dinero del ANSES,  jubilando a Paraguayos para realizar un golpe a la democracia, y así poder perpetuarse en el poder. Otra conducta descubierta por los medios de comunicación es la ilegal jugada del gobierno provincial que retiene los documentos para coaccionar el voto de los habitantes más relegados de su provincia.

Es demencial que actores políticos nacionales avalen esta modalidad delictiva, y que la justicia no haga nada también.

Formosa es una provincia con más de 50 mil Planes sociales y tiene 60 mil son empleados públicos, tres de cuatro pesos que el estado gasta proviene de la coparticipación, debe ser por eso que el «monarca» Infrán, como bien  lo definió  Luis Juez, (mitad  mono; mitad garca) no tiene dentro de sus prioridades realizar un buen gobierno, o aplicar políticas públicas adecuadas a las necesidades de la gente, porque la plata le viene de arriba y los votos los tiene comprados.

Esto degrada a los habitantes de su feudo en simples rehenes políticos del señor ¿? gobernador, que opera en la justicia para que las pocas denuncias en su contra no prosperen, los ataques a los medios de prensa son constantes, y la mano de obra barata de sus punteros políticos hacen que le tengan bien controlada a la población.

¿ Que se siente al darle la mano a un despreciable personaje como este? Porque un tipo que se atreve a encarcelar a las personas con la excusa de la pandemia, es un verdadero hijo de puta, y seguro que atrás de los PCR o del aislamiento hay un negocio, seguro!

Este corrupto gobernador feudal detuvo a un par de concejales por hacer público esta irregularidad y ahora invita al Secretario de DDHH de la Nación, para que le de un baño de lavandina! Insólito.

Además hubiera elegido a otro,  porque ese Pietragala esta mas sucio que una papa, por que descubrieron que su patrimonio aumento 2300% en  un par de años (https://www.lanacion.com.ar/politica/denunciaron-enriquecimiento-ilicito-al-secretario-derechos-humanos-nid2480246)

Gildo Insfrán es todo lo que esta mal en una democracia, y en cualquier otro país civilizado y que se respete, este no sería más que otro político preso, porque convirtió a la provincia en una zona feudal dominada por sus caudillos, un lugar donde no existe una clara división de poderes, la corrupción de su gobierno es sistemática, y los actos de violencia institucional se hacen inocultables.

La gente de Formosa es víctima de las políticas de Insfrán, que está siendo acompañado por el gobierno nacional dejando al pueblo formoseño  a la merced de este señor feudal.

Pablo Castiglioni